Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2009

:: Los diez movimientos conscientes

Imagen
  Hay una manera de moverse que es impensada, inconsciente y dormida y otra forma que es consciente, en la que uno se da cuenta de su propio cuerpo y del presente. La consciencia en el movimiento es un pilar fundamental de la meditación zen y de la vida espiritual. Antes de empezar, puedes hacer unos ejercicios de calentamiento suave: gira la cabeza en todos los sentidos, mueve el cuerpo suavemente... Los diez ejercicios hay que hacerlos despacio, siguiendo el ritmo de tu inspiración y espiración. Durante los ejercicios busca la respiración abdominal: al inspirar el vientre avanza, al espirar retrocede. La respiración final es diferente. Primero repite cada ejercicio varias veces según tu capacidad. Cuando hayas acabado los diez, vuelve a realizarlos desde el principio una sola vez, uniendo un ejercicio con otro de manera fluida, relajada. Y recuerda, sobre todo… ¡disfruta! Posición de inicio. Las piernas separadas a la altura de los hombros, las rodillas algo flojas, no rígidas. I

:: Manual para la plena consciencia

Imagen
  10 de Agosto de 2009 Este pequeño manual de práctica nace de las enseñanzas de nuestro querido y venerado Maestro Thích Nhất Hạnh, que una y mil veces nos recuerda que la vida sólo es posible en el momento presente. El presente es la vida: tu cuerpo y el mundo están en él. ¿Estamos nosotros disponibles para la vida? Comprendemos que para nosotros esto tan aparentemente sencillo nos resulta de extremada dificultad ya que nuestra caprichosa mente nos mantiene aferrados al pasado (“si hubiera hecho esto… o lo otro… si hubiera dicho esto o aquello”… etc.) o bien fantasea con un futuro inexistente creyendo ilusoriamente que somos dueños de los millones de variables que influirán en las manifestaciones de nuestro futuro. «Las memorias del pasado no son reales, son imágenes como las proyectadas en un cine (pero producen sentimientos reales, lloras… sufres una y otra vez recordando…). Algo que no es real puede crear sufrimiento real. Podemos estudiar el pasado pero desde el presente, po

:: Zen para los laicos

Imagen
10 de agosto de 2009 El zen no sólo es patrimonio de los monjes. Todo el mundo puede estudiarlo y practicarlo. No pocos laicos han sido reconocidos como ilustres maestros zen, y han merecido el respeto del propio clero. Los laicos se relacionan con los monasterios por el sostenimiento material que les aportan (a veces ocurre que el trabajo de los monjes es insuficiente para asegurar la subsistencia del monasterio), por su participación en la construcción de los templos y de los santuarios, y por sus actividades culturales, por ejemplo la impresión y difusión de los sutras y de las obras escritas por los monjes. Algunos monasterios organizan cada mes el bat quan tuai gioi para laicos que quieren vivir durante veinticuatro o cuarenta y ocho horas en el monasterio, exactamente como los monjes. Se reservan plazas para esos bat quan tuai gioi, durante los cuales practican el zen bajo la dirección de los monjes. Y por medio de esos laicos próximos a los monjes, la esencia del zen penetra e

:: Las llaves del Reino de Dios

Imagen
Año nuevo 2006 Enseñanza de Dharma del día de año nuevo (2006) por el maestro zen Thích Nhất Hạnh. ( Extraído de la revista “La campana de la Plena Conciencia”. Traducido del original en inglés.) En las enseñanzas del Cristianismo y del Judaísmo se habla del Reino de Dios. En el Budismo hablamos de la Tierra de Buda. Se le podría llamar también “El Reino de Buda”. En Plum Village nosotros decimos que el Reino de Dios es ahora o nunca, y esta es nuestra práctica. En Plum Village el Reino de Dios, la Tierra Pura de Buda no es simplemente una idea. Es algo que puedes saborear, tocar y vivir en tu vida diaria. Es posible reconocer el Reino de Dios, el Reino de Buda cuando está presente. En la tradición budista la Tierra de Buda o Tierra Pura es un centro de práctica donde Buda y los grandes Bodhisattvas son maestros y todos nosotros somos practicantes. ¿Cuál es la finalidad de la práctica? Practicar es producir más comprensión y compasión. La felicidad no sería posible sin l

:: Practicando todo el día

Imagen
10 de Agosto de 2009 - Respiración consciente Inspirar conscientemente es saber que el aire está entrando en tu cuerpo y espirar conscientemente es saber que tu cuerpo está renovando el aire. De este modo estás en contacto con el aire y con tu cuerpo y porque tu mente está atenta a todo ello, tú también estás en contacto con tu mente, simplemente de este modo. Se necesita una sola respiración consciente para volver a tomar contacto contigo mismo y todo lo que te rodea, y tres respiraciones conscientes para mantener ese contacto.  - Volver a casa La campana, el teléfono y el carrillón del reloj, son todos sonidos maravillosos para ayudarte en la práctica. Cuando los escuchas puedes para lo que estés haciendo y al mismo tiempo, puedes para de hablar e incluso dejar de pensar. Simplemente vuelves a tu hogar, que es el momento presente. Disfrutar de tres respiraciones es el mejor modo de escuchar estos maravillosos sonidos. Puedes sonreír también, tu práctica no es tan solemne.  -

:: El silencio que cura

Imagen
10 de agosto de 2009 (Práctica en Plum Village) Observamos un periodo de silencio profundo a partir del final de la meditación de la tarde hasta el final del desayuno del día siguiente. Este silencio cura. Dejamos que el silencio y la calma penetren en nosotros. Dejamos la energía y la plena consciencia de la sangha penetrar en nuestro cuerpo y en nuestro espíritu. Nos retiramos a nuestra tienda o nuestro dormitorio lentamente, conscientes de cada paso. Respiramos profundamente y apreciamos la calma y el frescor. No hablamos a la persona de al lado, ella tiene también necesidad de nuestro apoyo. Podemos estar fuera con los árboles y las estrellas durante diez minutos y después de un recorrido por las estrellas vamos a acostarnos. Cuando estamos acostados, podemos practicar la relajación profunda hasta que el sueño llegue. Por la mañana, nos levantamos en plena consciencia y en silencio nos tomamos el tiempo de respirar. Después de haber ido al baño, vamos directamente e la sal

:: Los catorce entrenamientos

Imagen
.      de la Plena Consciencia de la Orden del Interser.    1.    Conscientes del sufrimiento causado por el fanatismo y la intolerancia, estamos decididos a no idolatrar o atarnos a ninguna doctrina, teoría, o ideología, ni siquiera las budistas. Las enseñanzas budistas son guías que nos ayudan en el aprendizaje de observar con profundidad y en el desarrollo del entendimiento y la compasión. No son doctrinas por las que haya que pelear, matar o morir. 2.    Conscientes del sufrimiento causado por el apego a puntos de vista y a percepciones equivocadas, estamos decididos a evitar tener una mente estrecha y a no aferrarnos a los puntos de vista actuales. Aprenderemos y practicaremos el desapego a puntos de vista para estar abiertos a los conocimientos y experiencias de los demás. Somos conscientes de que el conocimiento que poseemos actualmente no es inmutable ni una verdad absoluta. La verdad se encuentra en la vida, y observaremos en cada el momento la vida en nuestro inte

:: Sutra de la ornamentacion florida

Imagen
Cuerpo, palabra y mente en perfecta armonía. Ante los innumerables Budas de todos los mundos, de las diez direcciones, en el pasado, el presente y el futuro, me inclino profundamente. La poderosa energía de los votos de Samantabhadra me ayuda a estar presente en todo. Donde quiera que el Buda se halle, allí estoy. El Buda es ilimitado y yo lo soy igualmente. En cada grano de polvo hay infinitos Budas. Cada uno de ellos se establece en nuestra asamblea. Mi fe en ellos colma por completo cada grano de polvo del reino del Dharma. Quisiera utilizar el océano de los sonidos a fin de emitir las palabras más magníficas para loar el océano de felicidad de los Budas durante las innumerables vidas todavía por llegar. Las más maravillosas guirnaldas, el incienso, la música y los quitasoles, todos estos adornos, los más hermosos, yo los ofrezco a los Tathagatas. Con el corazón de la grande y profunda comprensión, pongo mi confianza en los Budas de las tres eras. Confiando en

:: Se libre allí donde estés

Imagen
16 de octubre de 1999: Enseñanza de Thây en el centro correccional de Maryland Esto es un poema que escribí durante la guerra de Vietnam. Habla de la cólera. Me gustaría pedir a la hermana Châng Không que os lo cantara, pues le ha sido puesta música por una meditante cuyo nombre es Betsy Rose quien es cantante. Escribí este poema después que la ciudad de Ben Tre, que es la ciudad natal de la hermana Châng Không fue bombardeada por la aviación americana. Un oficial americano había decidido bombardearla y destruirla a causa de la presencia de cinco o seis guerrillas en esta ciudad. Este oficial declaró más tarde que la quiso bombardear y destruir para salvarla de los comunistas. Yo caí en la cólera, y no es esto sólo la cólera de una persona, sino de una nación entera. Cojo mi rostro con mis dos manos. No, yo no lloro. Cojo mi rostro con mis dos manos para reconfortar mi soledad. Dos manos protectoras, dos manos que nutren, dos manos impidiendo que mi alma caiga en la cólera. Es